Carta del mes

Marzo

                              PERSEVERANDO

 

Que importante es esta palabra en la vida,  para conseguir las cosas.

 

Hay un dicho popular que  dice “El que la sigue la consigue”, pero la Palabra de Dios nos dice que “nos es necesaria la paciencia para que habiendo hecho la voluntad de Dios obtengamos las promesas”. Esto está mejor porque todo lo que podamos recibir de nuestro Padre es lo mejor.

 

Nosotros no somos de los que retrocedemos, sino imitadores de los que por la fe y la paciencia heredan las promesas. Necesitamos fe, o sea vivir con la visión, la pasión y la convicción de lo que anhelamos ver, pero que todavía no vemos.

 

También necesitamos paciencia, o sea perseverancia en obediencia a Su Palabra, sin desviarnos del objetivo, sino enfocándonos para saber bien a donde dirigimos nuestros pasos y nuestra energía.

 

Cuán importante es enfocar nuestra vida a lo que queremos y seguir avanzando, a pesar de los obstáculos, pruebas, caídas, meteduras de pata…, de eso puedes estar seguro que siempre habrá, pero no tenemos que dejar de enfocarnos y seguir adelante.

 

Todo esto, si estamos enfocados en el propósito de Dios para nuestras vidas, redundará en hacernos crecer y madurar en nuestra personalidad y carácter para parecernos cada día  más a Jesús.

 

Si no tenemos clara nuestra meta, estaremos siempre dando vueltas  sin conseguir nada y frustrándonos.  Pero no te preocupes, “Todo obra para bien a los que amamos a Dios”, así que tus épocas de incertidumbre, de  flojera, de apatía…El Señor también las va a usar para hablar a lo profundo de tu corazón y darte un nuevo impulso y decirte que te levantes porque hay “más”.  Hay un futuro próspero y prometedor esperándote.

 

No te desanimes,  porque con Dios siempre hay Más.  Y para que no nos olvidemos, lo ha dejado escrito en Su Palabra… “Vamos siempre en triunfo en Cristo, vamos de gloria en gloria y de victoria en victoria por medio de Cristo, somos más que vencedores por medio de Aquel que nos amó….Nada ni nadie nos puede apartar de Su amor...” que más quieres que te diga.

 

Las cosas no se consiguen de un día para otro, es más todo lo que vale, cuesta.  Por esto es tan importante perseverar, seguir caminando “a pesar de”, lo que pase, como me sienta….sigue avanzando en Su camino y El es galardonador de los que le buscan. A su tiempo, en su momento lo recibiremos….y mientras tanto gózate de Su paz, de Su presencia, de Su gozo y de todo lo que vaya poniendo en tu camino,  tu familia, los amigos…. No estás solo.

 

Así que te dejo este mes con esta palabra de aliento, para que perseveres en conocer más a tu Padre, sus planes para ti y disfrutes del camino.  ¡Feliz mes!   Eva

Estudios

                                                Lidiando con los conflictos y la tentación.

 

¿Cómo gestionamos las emociones cuando los conflictos y las tentaciones nos sobrepasan?

 

Todos experimentamos en nuestras vidas, a causa de nuestro pasado, conflictos internos, conflictos relacionales y conflictos emocionales. Esas situaciones que no somos capaces de arreglar en el presente de nuestras vidas. Situaciones relacionadas con nuestra identidad, con heridas del pasado y nuestras malas experiencias relacionales, y que pueden provocar adicciones también en el área sexual.

 

¿Cómo respondemos ante una situación  a lo desconocido y que hace surgir en nosotros reacciones de temores o fobias? ¿Nos aislamos? ¿Corremos? ¿Lo dejamos todo? ¿Lo tapamos?  O nos enfrentamos con valentía y confianza,  experimentando poco a poco el poder de Dios en nuestras vidas al enfrentar esas situaciones que antes no podíamos.

 

Vamos a ver que podemos aprender de todo esto:

 

El tener conflictos y tentaciones en sí, no es algo que nos tenga que sorprender, todos somos tentados diariamente y todos hemos pasado y pasamos  por conflictos que se tienen que ir resolviendo en nuestra vida diaria.

Muchos de nosotros a veces hemos combatido, hemos luchado, peleado, y nos hemos enfrentado con nosotros mismos y con los demás. Lo malo es cuando nos dejamos llevar,…arrastrar, y no sabemos cómo manejar lo que nos está pasando.

 

Vamos a intentar de exponer “algunas herramientas”,  que nos puedan ayudar y podamos lidiar con los conflictos y las tentaciones.

 

Es importante saber, que la tentación va acompañada  de conflictos no resueltos en nuestra vida. Quiero decir, los conflictos pueden ser puertas abiertas a tener más tentaciones si estos no están resueltos.

 

Primero y ante todo para  mejorar en nuestra calidad de vida, tenemos que conocer cuáles son las causas que nos mueven a tener conflictos, para que estos no se haga cada vez más fuertes en nuestra vida.

Aquí podemos enumerar varias causas:

 

- Abuso,  abandono,  rechazo,  soledad, violencia.

 

Y cada uno de nosotros podría aumentar la lista, por lo que  cada uno  ha ido pasando en la vida. Cada uno las tiene que ir descubriendo, según vamos creciendo como hijos e hijas de Dios,  creciendo espiritualmente con Cristo.

 

He descubierto que hay dos pasos para poder comenzar a mejorar estas áreas conflictivas que deseamos no tener.

 

- 1º.-Saber que  tengo que buscar solución al conflicto que me arrastra de una manera poderosa a la tentación.

- 2º.- Tengo que encontrar un espacio donde yo pueda descargar el estado de ansiedad provocado por el conflicto no resuelto.

 

La solución la podemos encontrar de muchas maneras y formas, pero hay una que nunca falla, y es el primer paso para poder resolver nuestras vidas, y en esto es importante saber que tu eres la solución, con la ayuda de Dios.

La solución no está en tu papá, tu esposa, esposo, tu trabajo, tus amigos, tu país.

Es importante saber que la solución está en ti, a través de lo que tú le puedas comunicar al creador de la solución.

Como norma general, se puede empezar de una forma muy sencilla,…pero es la que al principio nos cuesta muchísimo. Orando, pidiéndole al Señor;  Señor, te necesito, necesito de tu presencia. Necesito que me expliques cosas que no comprendo, que aclares cosas de mi vida.

Entonces El  Señor te va a proveer de herramientas que son derramadas cuando lo buscas, como   la calma, la paz, la tranquilidad para empezar a resolver los conflictos.

 

También es importante que encuentres una persona que te pueda comprender por la lucha que estas pasando, una persona de confianza, una persona puesta por Dios en tu camino. Esa persona que sabes que te va a ayudar y no te va a juzgar,…por eso que son tan importantes los ministerios y que también en la iglesia puedas encontrar  papas,…mamas,…sustitutos que te puedan guiar por el camino.

 

Estamos hablando de la solución: ¿Dónde está la solución? Si vamos a las escrituras en Filipenses 4:4, se nos dice: “Regocijaos en el Señor siempre”

Lo que pasa que muchas veces estamos cansados, tristes, abatidos, y en vez de orar, solo nos quejamos. Y en vez de orar por la solución, oramos al problema.

En vez de decir, “Señor necesito que me ayudes”, pasamos el tiempo diciéndole, “Señor mira los problemas que tengo”. Aquí  hay  una gran diferencia, porque aparte de nosotros mismos, también  el Señor sabe por lo que estamos pasando. Entonces enfoquemosle a Dios la ayuda que necesitamos, dejando que El se encargue de nuestros problemas. Sabiendo de primera mano que necesitamos ayuda y que solos no podemos.

 

La solución puede, digo puede, porque otras personas la buscan de otras formas, está en Cristo que nos salvó  para que tuviéramos vida y vida en abundancia.   El ladrón viene solamente para robar, matar y destruir; pero yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia. Juan 10:10

 

Podemos decir que muchos de nuestros conflictos se resolverían si empezáramos a usar las herramientas de la palabra de Dios, en medio de la calma, la paz y la tranquilidad.

Hemos hablado un poco de donde puede venir  la solución, estoy seguro que viene a través de acercarnos libremente a Cristo.

 

En segundo lugar tenemos que encontrar el espacio para descargar el estado de ansiedad provocado por los conflictos.  Aquí es importante la confesión a Dios y también practicar la confesión a otros.

 

Hay muchas personas que se consumen por dentro. Viven con un estado de ansiedad constante,  viven con un fracaso tras otro, y se consumen con los conflictos.  ¿Cómo podemos manejar esto? ¿Qué hacer?

 

Las personas me preguntan muchas veces, si la atracción a las personas del mismo sexo, se me fue. Que pregunta, ¿verdad? Con el paso del tiempo he podido aprender que, siempre, siempre, la tentación va a estar ahí. El que uno cambie, no significa que el mundo a tu alrededor vaya a cambiar. Sé que es de poca esperanza esto que estoy contando, pero encontré hace muchos años la solución a mi problema, que puede ser la solución al tuyo. Ten una relación preciosa con tu creador, y háblale con claridad de tus conflictos.

 

Pero me puedes decir, esto que me dices es muy espiritual y no lo entiendo. ¡Yo tampoco lo entendía! Aprendí que a través de tener una relación con Dios, puedo comenzar a tener relaciones  sanas, “normales”, con otras personas, dentro y fuera de la iglesia.

 

El Señor lo que  quiere tratar en la vida de las personas son las relaciones. Y en las relaciones es donde uno aprende a descargarse. 

Las personas tendríamos que aprender a ser almohadas, donde  unos con otros nos pudiéramos descargar. Al principio te puede descargar de una forma efusiva, descontrolada, pero con el paso  del tiempo comenzaras  a filtrar esas descargas y empezaras  a tener relaciones fluidas, con las personas y con Dios.

En el marco de un grupo de apoyo en un ministerio,…ese, puede ser un lugar idóneo para soltar tus descargas,”eléctricas”,…

 

¡Busca el tuyo,…busca la persona adecuada!

 

¡Fijaros en esta palabra!

 

Por eso, confiésense unos a otros sus pecados, y oren unos por otros para ser sanados. La oración fervorosa del justo tiene mucho poder. Santiago 5:16

 

Si nos fijamos, dice fervorosa; que quiere decir; activo, celo ardiente, entusiasmo, ardor por que cambien las cosas.

En concepto de pedir ayuda a las personas, puede ser en el marco de una iglesia local, o un ministerio, pero muchas veces no hacemos las cosas para no molestar. Queremos ser educados  y finos,  no perder credibilidad ante la sociedad, o nuestra posición en la iglesia. Pero ese no es el camino. El camino es el de la confesión entre nosotros, el de la descarga.

 

Aquí hay un versículo importante que nos puede ayudar en los momentos de desafío, de conflictos en nuestra vida:

 

26 Hará súplicas a Dios, y él lo atenderá;
con alegría verá a Dios cara a cara,
y cantará a los hombres la bondad de Dios.
27 Dirá: «Pequé, cometí injusticias,
pero Dios no quiso castigarme;
28 por el contrario, me salvó de la muerte
y todavía puedo ver la luz.»

                                                                       Job 33:26-28

 

En conclusión, ¿queremos comenzar a resolver nuestros conflictos?, busca la persona adecuada y desahógate. Esa persona que Dios pone en tu camino y que te va a comprender mejor que nadie.

Si no me desahogo con un hermano, con quien me voy a desahogar, ¿con el vecino que ni me conoce, ni me va a entender?

 

 

Enfoque sobre la tentación.

 

¿Por qué es tan duro para nosotros lidiar con la tentación? Parece que uno quiere avanzar en su vida personal, cuando comenzamos a ir a la iglesia, y nuestros deseos de hacer lo que no es bueno, se multiplica.

 

Primero es bueno que sepamos, que la tentación es el momento previo al pecado, a la caída. Si nosotros la podemos controlar, evitaremos el pecado, y podremos avanzar en nuestra vida cotidiana, en nuestra vida cristiana.

 

Si vamos a Santiago 4:7, se nos dice que “nos sometamos a Dios, resistamos al diablo y huira de nosotros”. ¿Qué significa todo esto? Significa que si aceptamos la autoridad de Dios, “nos sometemos”, comenzaremos a extender esa autoridad para poder pararle los pies al diablo en los momentos de tentación.

¿Y como se resiste al diablo?  Sencillo y difícil a la vez, con la palabra, la oración y no dejar nunca de congregarte, por muy difícil que se haya puesto tu situación,…lo digo por experiencia propia. Muchas veces, cuando no paraba de caer,…y las fuerzas ya flaqueaban,…lo primero que hacía era apartarme de Dios y de la Iglesia,…una equivocación de la que años más tarde comencé a darme cuenta.

 

Pero dirán,…si  esto lo llevo haciendo por mucho tiempo. Te digo que no dejes de hacerlo nunca.

 

La tentación nos va a seguir de una manera brusca,  después de ser levantados por Dios  y comenzar a caminar con Él. Se presentara como una prueba de fuego y nos querrá desviar del propósito de Dios para nuestras vidas. Las tentaciones son en el quebrantamiento relacional y sexual nada  fáciles de enfrentar,  porque es marcar un estilo de vida a otro completamente distinto.

 

Como creyentes tenemos que saber que el mismo Jesús fue tentado en todo, pero sabiendo que El pudo resistir la tentación y es un ejemplo para nuestras vidas.

 

Nosotros en el ministerio podemos dar muy buenos consejos y los damos, pero solamente es a través de la palabra de Dios, que una persona con una identidad quebrantada puede librar las batallas de las tentaciones.

 

Tenemos que saber que la batalla de las tentaciones es una batalla espiritual constante. Siempre tendremos que ser cuidadosos en esta área.

 

Las tentaciones son diferentes para cada persona, no todos tenemos las mismas tentaciones y estas varían según el avance de nuestra restauración. Una persona que lleva ya un largo periodo de tiempo tratando sus áreas quebrantadas, no tendrá las mismas tentaciones que una que acaba de empezar su proceso de cambio.

 

Las tentaciones se presentan de muchas maneras. A veces cuándo estamos cansados, otras veces cuando estamos débiles y preocupados (con conflictos), cada persona es un mundo.

 

Las tentaciones se hacen más fuertes,  una vez que nosotros hemos tomado la decisión de dejar la atracción hacia personas del mismo sexo o cualquier otro tipo de de quebrantamiento. Hay que tenerlo presente.

 

También tenemos que saber que Satanás usará toda clase de mentiras en las tentaciones, para desanimarnos y destruirnos. Por eso es bueno no caminar solo en el proceso de sanidad, y tener compañeros de rendición de cuentas. Una persona de confianza que te ayude en tu proceso y este orando por ti.

 

Una cosa muy importante es declarar la palabra en medio de una situación de tentación.

 

Sabiendo además que junto a la tentación, Dios nos dará la salida, 1ª Corintios 10:13.

 

Las tentaciones tienen diferentes orígenes; orgullo personal, pensar que solo puedo librar esta batalla, carencias emocionales sin sanar, pasiones desordenas que necesitan aun ser establecidas según el orden de Dios, deseos egoístas desenfrenados, querer lo que nuestros ojos ven por la vía de la carne. Siempre habrá que ser cuidadoso en todo y sobre todo con los ojos, estos que no se cansan nunca.

 

Cuando tú te quebrantas, y reconoces que hay una gran debilidad en tu vida, Dios va a comenzar con la obra en tu vida. Si tú actúas con fe, Dios se encargara de tu debilidad. Donde antes había temor, ahora experimentarás seguridad y paz. Donde antes había ira, ahora experimentarás el poder de Dios  con el dominio propio y tendrás  un dialogo en paz con tus conflictos.

 

Podemos ir experimentando el proceso de cambio, según vamos  creciendo con Dios, e ir dando pasos de madurez y responsabilidad en nuestra vida.

 

El  Espíritu Santo va a ir produciendo en nosotros paz, dominio propio, templanza, y lo vamos a ir experimentando conforme nos atrevemos a enfrentar las situaciones de una manera nueva.

 

No hay nada mejor que ver como con el tiempo, Dios va perfeccionando su obra en ti. Después de haber caído tanto,…fracasado tanto,…y levantándote tanto.

 

Y por ultimo tenemos que aprender a vencer la tentación con una relación correcta con Dios, como padre y amigo real. Sin tenerle miedo, siendo claros en nuestras expresiones. Dialogando como con un amigo que nunca te va a condenar.

 

¿Quién no ha tenido tentaciones en su vida?

 

--------------------------------------------------

 

Esto se puede extender mucho más, pero me quería enfocar en una segunda  parte en cosas prácticas para lidiar con los conflictos y la tentación.

 

Y aquí es importante la participación.

 

En   2ª de Corintios 5:17 se nos dice:

De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura {es}; las cosas viejas pasaron; he aquí, son hechas nuevas.

Aquí  si nos fijamos bien, hay una parte importante a tener  presente  en este taller. Este versículo puede ser una invitación a dejar las cosas del pasado, las cosas que sabemos que no sirven.

 

En esta parte vamos a exponer,…exponernos, hablar de ciertos hábitos nuestros que tienen que cambiar en nosotros en el mundo que nos rodea.

 

Lo podemos enfocar con la familia, las amistades, los lugares, los objetos y la iglesia.

 

Con la familia  pongo en la mesa, que soy yo el que tengo que dar un buen testimonio y no esperar que ellos lo hagan por mí,…sino hacer lo que me corresponda a mí, para mejorar  en mi vida.

 

Puedo poner preguntas como, ¿habéis tenido conflictos con la familia? ¿Les habéis perdonado cosas del pasado y  el daño que os han hecho? ¿Tú has pedido perdón a ellos por la vida que has llevado?

 

No olvidemos que estamos hablando de solucionar nuestros conflictos, y lidiar con las tentaciones.

 

Con las amistades puedo poner en la mesa, que tuve que comenzar por un tiempo muy largo, apartarme de ciertas amistades que en mis principios (digo mis principios, porque tuve varios comienzos), no me convenían de tenerlos. ¿Por qué?,…porque era muy débil, y si los seguía volvería a caer de nuevo.

 

Con los lugares,  puedo decir que tuve que aprender  que sitios no eran aptos para mi sanidad y restauración.  Al principio  las personas   comenzaron a ver cambios, y aun y así me invitaban  cada fin de semana a cenar y a salir. Yo sabía que si iba con ellos terminaba, borracho,… confundido y escondiéndome otra vez en los lugares de ambiente gay. Ya que era muy vulnerable en aquellos tiempos. Tuve que aprender a saber decir no, a muchas invitaciones.

 

De los objetos, puedo decir que en mi proceso de restauración, tuve que comenzar a deshacerme de aquellos  objetos que sabía que me iban a seguir atando y recordando la vida de antes. Vestuario, libros,…música,…películas,…ídolos,…

 

Y para terminar la Iglesia:

Aquí puedo decir muchas cosas, buenas y algunas no tan buenas, pero me quedo con las buenas. Primero tenemos que saber que la iglesia se compone de personas todas en un proceso de crecimiento y restauración. Pero esto al principio nos puede chocar, ya que vamos buscando “perfección”,  donde quizás no la hay,…somos perfeccionados en Cristo,…y todos estamos en ese proceso de perfección,…

 

2ª Corintios 3:18

Por eso, todos nosotros, ya sin el velo que nos cubría la cara, somos como un espejo que refleja la gloria del Señor, y vamos transformándonos en su imagen misma, porque cada vez tenemos más de su gloria, y esto por la acción del Señor, que es el Espíritu.

 

Cada día somos transformados. Cada día hay áreas en nuestra vida que van a cambiar. Somos, en este versículo esta en presente.   No busquemos la perfección en la iglesia, busquemos perfeccionarnos en Cristo.

 

 

                                                                                                         Francisco – abriendo.camino@live.com

Pensamiento

Pues yo sé los planes que tengo para ustedes —dice el Señor—. Son planes para lo bueno y no para lo malo, para darles un futuro y una esperanza. 

Jeremías 29:11 

 

Ante la dificultad,en tu quebrantamiento,en tu angustia, confía en Dios.

¡El sigue estando ahí!

Nada te puede separar de su gran amor por ti.

Ministerios Abriendo Camino, 

con sede en

Tarragona/Catalunya,

España.

 

Para las  invitaciones que quieran hacernos y realizar eventos como, seminarios, jornadas intensivas, y poderles compartir acerca del quebrantamiento emocional, relacional y sexual, pueden contactar con nosotros escribiéndonos. 

 

E-mail:

abriendo.camino@live.com